Cavitación - Sistema Magic Station

- Reafirmación facial y corporal

- Combatir la Celulitis

- Grasa localizada (cartucheras, barriga, muslos, etc.)

- Escultura corporal

El principio de la cavitación se basa en la creación de microburbujas, las cuales implotan, generando un impacto de energía que ayuda a romper los glóbulos de grasa. La cavitación se vale de la energía ultrasónica (ultrasonido) para crear microburbujas en el tejido graso. Como las células adiposas tienen las membranas muy frágiles, la presión creada por la generación, ampliación e implosión de microburbujas, rompe la célula de grasa, liberando su contenido. Una vez rota la célula de grasa, su contenido es absorbido por los circuitos de microcirculación (circuito linfático, del sudor y de la orina). Por lo tanto, luego de una sesión de cavitación, se debe realizar un masaje de drenaje linfático, para ayudar al organismo a expulsar la grasa en forma liquida.

La radiofrecuencia genera calor, el cual produce un incremento en el oxigeno intracelular. Lo que da lugar a una reacción metabólica de las células grasas, lo cual provoca la reducción del tamaño de las mismas. Además, se activa la producción y regeneración de colágeno. Todos estos procesos que se generan a partir de la radiofrecuencia, dan como resultado un tratamiento efectivo contra la CELULITIS, ya que actúa contra la raíz del problema.

En CIECSA te ofrecemos el sistema Magic Station, el cual combina la cavitación y la radio frecuencia, para brindar mejores resultados. Mientras la cavitación ataca directamente las células de grasa, destruyendo gran número de ellas, la radiofrecuencia facilita la remoción de los residuos.

Video muestra como la cavitación actúa sobre grasa

 

 

 

 

Transformación de las células grasas en grasa líquida por efecto de la cavitación